Transformación Digital de la empresa. ¿Es necesario Big Data?

Transformación Digital de la empresa. ¿Es necesario Big Data?

La respuesta: El framework o las herramientas de Big Data no son siempre necesarios. Generalmente depende del grado de “madurez digital” de una compañia.

Empecemos con la definición de transformación digital. Al igual que en el artículo de Definición de Big Data y significado del concepto, no existe una definición aceptada por todos y cada cual tiene un punto de vista similar aunque no es el mismo.

Wikipedia define transformación digital como:

La Transformación Digital es el cambio asociado con la aplicación de tecnología digital en todos los aspectos de sociedad humana. La transformación digital en el marketing significa integrar tecnología a estrategias a largo plazo que revolucionen de manera radical la experiencia del cliente, el modelo de negocio o las operaciones de cualquier compañía. Hoy vemos esa realidad en muchos productos y servicios que, en su mayoría, aprovechan la innovación digital y la ponen al servicio de una industria.

Según RocaSalvatella

La transformación digital es la oportunidad estratégica de incorporar nuevas tecnologías, pero sobre todo nuevas lógicas, para que el negocio sea más eficiente y permita nuevas oportunidades. En este contexto, entendemos las organizaciones y su cultura, detectamos las oportunidades digitales y organizamos la actividad orientándola a resultados medibles.

En mi opinión la transformación digital es:

El proceso que conlleva la aplicación de nuevas tecnologías que permitan a la empresa tomar un mayor número de decisiones basadas en datos, tanto internos como externos, que generen nuevas oportunidades de negocio.

En esta definición he utilizado diferentes conceptos que paso a definir:

♦ Aplicación de nuevas tecnologías

♦ Tomar un mayor número de decisiones basadas en datos

♦ Datos internos y externos

♦ Nuevas oportunidades de negocio.

La aplicación de nuevas tecnologías es el concepto más fácil de entender. Conforme se van desarrollando nuevas herramientas es importante ser capaz de determinar el coste de oportunidad que supone utilizarla. El coste de oportunidad nos permite saber la conveniencia económica de aplicar una tecnología en función de nuestros objetivos. Si la aplicación se ve viable, entonces, se aconseja utililzar el proceso, herramienta o tecnología que corresponda.

La toma de decisiones basadas en datos significa que cada una de las decisiones que se toman en una compañía deben estar “justificada” con un conjunto de datos que la sostengan. Sin embargo una encuesta realizada por la London School of Economics y la Oficina del Censo de Estados Unidos en más de 50.000 fábricas, analizada por Gemma Farran demuestra cómo en 2010 tan solo el 15% de las fábricas tomaban decisiones basadas en datos. El motivo es que todavía hoy no tenemos a disposición todos los datos necesarios para hacer una toma de decisiones adecuada.

Un ejemplo sencillo sería decidir dónde comprar un detergente si no dispongo del precio que tiene el mismo detergente en cada uno de los supermercados del barrio o la ciudad. Podría ocurrir que me compensara ir a un supermercado más lejano. Compensaría si allí puedo conseguir ahorrar más que precio más recursos de desplazamiento juntos.

Si ahorro < (precio de mi tiempo + precio desplazamiento) entonces me compensa desplazarme, sino me resulta mejor comprar en otro sitio. .

Los datos internos y externos de las empresas es algo que no se ha podido tener en cuenta y cuantificarlo hasta hace poco. Un dato interno puede ser el gasto en material de oficina; el coste de producir un elemento; la cantidad de ingresos que se tiene cada día; … Un dato externo son aquellos datos en los que la compañía no puede influir directa ni indirectamente. Datos externos son el número de personas que pasean por la misma acera en la que está la compañía; leyes que prohíban el paso de vehículos si hay contaminación; que a un cliente le toque la lotería; …

Las nuevas oportunidades de negocio, como su propio nombre indica, son formas en las que la empresa puede beneficiarse positivamente de llevar a cabo una nueva actividad. El fin último es utilizar la aplicación de nuevas tecnologías, toma de decisiones basadas en datos internos y externos para crear unas nuevas oportunidades.

Por ejemplo, podemos crear nuevas oportunidades de negocio estudiando el comportamiento de los usuarios; sabiendo la correlación de ingresos que tiene la meteorología en nuestra empresa; analizando los comentarios que hablan de nuestra empresa en redes sociales; …